La Residencia Atalaya se extiende en una superficie de más de 62.000 metros cuadrados, en los que se encuentran amplias zonas verdes y de esparcimiento, y un edificio de grandes dimensiones en el que se distribuyen las diferentes dependencias y servicios.